Ilustración de un dedo tocando una pantalla

Onyx Captor está diseñado para terminales táctiles, aunque también se puede utilizar en pantallas normales con su teclado estándar, permitiendo la Captura de Datos en Planta.

¿Qué es OEE?Hoy en día el OEE es una herramienta fundamental en la aplicación de la mejora continua. Sus siglas vienen del inglés: "Overall Equipment Effectiveness", y significa Eficacia global de los equipos productivos.

Podemos decir que el OEE en un indicador global. Este indicador agrega o recoge información de otros ratios como son la disponibilidad de los equipos, la calidad del producto y el rendimiento o eficiencia de las instalaciones.

  • Disponibilidad: mide los tiempos, relacionando el tiempo total que hubo disponible con el que realmente se estuvo produciendo. Aquí aparecen dos tipos de tiempos improductivos: los programados (por mantenimiento, por ejemplo) y los no programados (por cuellos de botella en otra parte del sistema o por averías, por citar algunos casos).
  • Rendimiento: que hace referencia al correcto aprovechamiento de la capacidad de la máquina en el tiempo que estuvo operativa. Las disminuciones del rendimiento son provocadas generalmente por pequeñas paradas o por variaciones de la velocidad, a valores menores que la nominal de la máquina.
  • Calidad: que contempla el porcentaje de productos defectuosos sobre el total de productos fabricados.

Este indicador lo podremos aplicar de forma particular a un equipo o a una línea de producción. De la misma manera, podremos hacerlo extensivo a un departamento, un área productiva o incluso, a toda una planta industrial.

En resumen, nos muestra la razón que existe entre lo que producimos realmente y lo que podríamos haber producido de no existir paros innecesarios, cuellos de botella ni productos defectuosos.

Para qué sirve el OEE?

Cuando empezamos a trabajar sobre la mejora continua se hace necesario poder medir y cuantificar los procesos. Por ello convertirlos en un número es la mejor opción, en un estándar internacional, a este número lo llamamos OEE. Así, siempre seremos capaces de conocer el estado de nuestros procesos, podremos marcarnos objetivos y que los resultados de nuestras mejoras sean también medibles. Sin esto, los resultados obtenidos no serían cuantificables.

Sólo aquello que podemos medir, será susceptible de ser tratado y mejorado.

Te puede Interesar

Aviso de cookies

Aviso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies

Acepto